Santorini

Crucero por el Egeo

Texto: Marian Gómez-Zamanillo

Fotos: Anel Fernández

©VRI

 

Surcar las aguas templadas del mar Egeo

Un romántico viaje para ir en pareja

 

Merece la pena viajar a las maravillosas Islas Griegas donde la belleza y la diversión nunca terminan.  En los cruceros los desplazamientos de una isla a otra se suelen realizar por las noches. El  engorro de hacer y deshacer maletas, llevarlas de un lugar a otro, esperar  en los mostradores de los  hoteles…el crucero evita todos estos contratiempos, cuenta con camarotes sencillos o lujosos dependiendo del presupuesto de cada uno, restaurantes, bares, discotecas, casino, tiendas, piscinas, gimnasio y numerosas actividades. Una autentica ciudad flotante. El Mediterráneo es un mar cálido, tranquilo y placentero,  en donde los grandes transatlánticos se deslizan con suavidad y el típico mareo de los pasajeros es inexistente.  Para nosotros este crucero por el Egeo era una cosa novedosa y por lo tanto desconocida.

Saliendo desde el puerto del Pireo en Atenas vamos a recorrer los principales puntos de escala de este viaje inolvidable y hermoso.

LOS VIAJES

ESPAÑA

Rioja Alavesa

Valle del Jerte

Cava y Modernismo

Cantabria

Formentera

Hojas de Otoño

INTERNACIONAL

Brujas

Toscana en moto

Korcula

Budapest

La Camarga

La Provenza

Crucero Egeo

Rodas

Islandia

Costa Rica

Crucero Nilo

Langkawi

Los Cabos

Marrakech 

 

 

 

Encantador complejo rural para celebrar una boda o cualquierCortijoevento en la sierra de Madrid

Si quieres un viaje romántico y a tu Trinakriamedida a SICILIA pincha aquí

La información para viajar a ISLANDIA Islandia

 

 

 

 

MIKONOS

Mikonos

Es la isla preferida de los turistas de todas las nacionalidades. Sus playas, lujosos hoteles y vida nocturna la convierten en una de las más populares y refinada. El trazado de sus calles, estrechas y sinuosas tienen por objetivo el frenar los vientos y antiguamente protegerse de los piratas. En ella podemos  recorrer sus callejuelas buscando al pelícano Petrus, mascota de la isla, llegar hasta la "pequeña Venecia" con sus balcones asomados al mar y sus maravillosas puestas de sol desde las terrazas de cualquier bar,  situadas a apenas dos metros por encima del agua. Es un recuerdo que guardarás toda vida.

CRETA 

Creta

Su capital , Heraklión, fue un bastión veneciano durante la Edad Media que aún conserva numerosas fortificaciones, plazas y calles  empedradas con edificios cuyos balcones miran al mar. La fortaleza veneciana que se conserva en perfecto estado resguardaba y protegía antiguamente la entrada del puerto ante los invasores.

A seis kilómetros al sur de Heraklion se encuentran las ruinas del palacio de Knossos, descubierto, excavado y reconstruido parcialmente por el arqueólogo inglés Arthur Evans. Conserva salones, baños, estancias y la Villa de Ariadna. Exquisitos frescos adornan sus muros, como el del  Joven de los Lirios. Aquí se ubicaba el famoso laberinto del Minotauro.

RODAS

Rodas

Rodas es conocida como la isla de las rosas. Montañosa, pero con playas espectaculares. Por ella han pasado y dejado su personalidad, españoles, franceses, italianos, turcos y judíos.

La capital, Rodas, totalmente amurallada, es una autentica joya, con la iglesia de Santa María, la catedral de los Caballeros de Rodas, el Hospital de los Caballeros (un maravilloso edificio del siglo XV), cuya Gran Sala de los Enfermos es impresionante. Pasearemos por la  calle de los Caballeros, anclada en la Edad Media, en ella se sitúan sus posadas, agrupadas por lenguas (hay una posada de Francia, una de Italia, una de España, etc.). En el barrio turco podemos visitar la Mezquita de Solimán el Magnífico…y en el  barrio judío una fuente encantadora, con tres hipocampos de bronce, azulejos con ostras, cangrejos, pulpos y  estrellas de mar. En el puerto podremos ver el lugar que albergó otra de las maravillas: el Coloso de Rodas.

Ahora nos gustaría hablaros de un lugar dentro de la isla de Rodas: Lindos, un precioso pueblo de trazado medieval, con estrechas calles que impide la circulación de automóviles, pero sí de burros que hacen más llevadera la subida hacia la ciudadela,  fortificada sucesivamente por los griegos, los romanos, los bizantinos y los turcos. Desde ella, las vistas de los  pequeños puertos y las calas de aguas transparentes, son espectaculares.                                              

SANTORINI

Santorini

Un tsunami provocado por la erupción de un volcán sumergido en el mar creó la actual Santorini. Según nos acercamos a la isla vemos Fira, un pueblo colgado en un acantilado a trescientos metros sobre el nivel del mar, es casi un espejismo. El encalado de sus casas ilumina toda la parte alta de la isla. A medida que el barco se va acercando, el pueblo parece estar más alto y nos damos cuenta que los pequeños salientes del acantilado están aprovechados para construir casas,  balcones y terrazas. No existe puerto, sólo un pequeño embarcadero dónde los grandes barcos no puede atracar y nos trasladaremos a tierra en lanchas. Y ahí, surge la pregunta: ¿Como subir al pueblo que vimos desde la lejanía?  Existen tres posibilidades: subiendo 580 escalones, a lomo de un burro, o en teleférico. Uno de los grandes atractivos que posee Santorini aparte de sus vistas panorámicas, es pasear por el sinuoso trazado de sus calles de baldosas con pintura blanca imitando un mosaico bizantino.

Desde Santorini regresaremos al puerto del Pireo en Atenas, después de realizar este crucero de cinco esplendidos días y cuatro tranquilas noches de navegación.

 

SUGERENCIAS

La mayor parte de los cruceros incluyen el vuelo a Atenas. Las excursiones son optativas y siempre que te interese puedes contratarlas.
La mejor sugerencia es que os animéis a explorar las islas fuera de los circuitos turísticos. Nosotros, paseando por uno de los viejos barrios de Mikonos, encontramos una fiesta familiar y nos invitaron a unirnos a ellos. Disfrutamos de sus canciones, incluso las mujeres me animaron a bailar una especie de sirtaki con ellas.

Marian

Parad a ver a los pescadores de pulpos, mirad como los limpian y cocinan a la brasa, están buenísimos.

Acercaos a los vendedores de esponjas y comprarles alguna, también venden hermosas conchas y estrellas de mar. 

Descansad en algunas de las pequeñas terrazas mientras coméis  un delicioso helado griego.

Entrad en las pequeñas tabernas y tomar una copa  vino blanco de retsina.

Visitad las minúsculas  capillas ortodoxas y encended una vela delante de los iconos o simplemente...

Pasead por alguna de sus playas y disfrutad de un baño o del paisaje infinito, con un cielo y un mar inmensamente azules. Y por supuesto...

Gozad de los paseos por el puente del barco a la luz de la luna.

DE COMPRAS

En todas las islas visitadas, los mercadillos. Las tiendas (inundando literalmente las calles  en las dos aceras) rebosan de artículos  de cobre,  bronce, joyería de oro y plata, alfombras, cuero, ropas blancas de lino, esponjas  de mar, corales, sandalias de cuero, bolsos de paja, así como otros souvenir que hechizan a primera vista, como el famoso Mataki  “el ojo de la suerte”.

Cuando estéis en Creta comprad unos amuletos muy curiosos: Penes de diferentes tamaños, en plata, oro, bronce, barro, cerámica… dicen que es un poderoso amuleto para la fertilidad y para potenciar la sexualidad.  Yo compré uno pequeñito de plata… ¡por si acaso!

  IR ARRIBA

©Diseñado y desarrollado por Estudio VRI (913 73 53 15)